Estás escuchando tu cinta favorita en tu viejo reproductor de cassette, y de repente deja de funcionar. Es posible que no sea necesario llevarlo a su taller de reparación de electrónica local o lamentarse por el hecho de que sus canciones favoritas de los 80 se hayan perdido. Es probable que algunos pasos básicos de solución de problemas lo pongan en funcionamiento sin tener que desembolsar dinero en efectivo para una reparación costosa o una nueva platina de casetes.

Verificar el problema

Antes de hacer cualquier otra cosa, verifique que haya un problema. ¿No se reproduce la cinta? Presione detener e intente nuevamente. ¿No se enciende? Apáguelo, luego intente encenderlo nuevamente. Esto puede sonar básico, pero muchas personas se encontrarán con una falla única, a menudo causada por un error del usuario, y supondrán que su unidad está rota. Verifique para asegurarse de que haya un problema.

Revise las baterías

Los reproductores de casetes portátiles, que son tecnología de la década de 1980, dependen de baterías AA o AAA estándar. Estas baterías son propensas a quedarse sin jugo y a veces lo hacen abruptamente. Como la mayoría de los reproductores de cintas no tienen un indicador de batería baja, una batería agotada casi siempre es inesperada. Verifique que las baterías estén insertadas correctamente, luego cámbielas por un par nuevo. Si un par de baterías nuevas no arreglan las cosas, entonces sabrá que el problema está en otra parte.

Comprueba la configuración

Si la unidad aún no funciona correctamente, verifique las baterías y el nivel de volumen. El hecho de que no pueda escucharlo no significa que no se esté reproduciendo: es posible que haya silenciado o bajado el volumen sin saberlo. Si está usando auriculares, cámbielos por otro par para determinar si los auriculares son la fuente del problema.

Algunos reproductores tienen controles que cambian la velocidad de reproducción, cambian la configuración de grabación o bloquean los controles cuando no están en uso. Cada uno de estos controles, si se configura sin saberlo, hará que un jugador funcione de manera diferente y parezca roto.

Revise la cinta

Del mismo modo, verifique la cinta de casete. Si la carcasa del cassette está rajada o deformada, puede causar problemas al insertar o expulsar la cinta, o puede hacer que la cinta no se reproduzca. Si las pestañas de protección de grabación se han eliminado o roto, la función de grabación no funcionará. Este problema se puede resolver colocando un trozo de cinta adhesiva sobre las hendiduras.

Verifique para asegurarse de que la cinta esté correctamente enrollada. Si la cinta está floja, o si la cinta parece estar rota, arrugada o dañada, vuelva a probarla con otra cinta (preferiblemente una que pueda permitirse soltar). Algunos problemas son causados ​​por una cinta dañada, mientras que otros causarán nuevos daños a la cinta.

Verifique que los cubos del carrete estén girando correctamente y que los dientes del engranaje del cubo aún estén intactos. Si el cubo no gira, o el cabrestante no puede enganchar el cubo, la cinta no se alimentará correctamente y, por lo tanto, no se reproducirá.

Limpiar las cabezas

Finalmente, si la cinta todavía tiene problemas para reproducirse, el problema puede estar en los cabezales de grabación y reproducción. Un limpiador de cabezales o un desmagnetizador de cabeza solucionarán esos problemas y se pueden encontrar en la mayoría de las tiendas Radioshack por $ 10 o menos.