A medida que las redes inalámbricas se vuelven más populares en el mundo de la informática, muchas personas comienzan a preguntarse sobre las ventajas y desventajas de los cables de red. Si bien la tecnología inalámbrica es una tecnología conveniente, todavía tiene mucho camino por recorrer antes de que pueda convertirse en la alternativa corporativa al cableado de red. Pero los cables también tienen sus desventajas, y antes de invertir en una tecnología para conectar la red de su oficina, considere los muchos aspectos del uso de cables de red.

Mantenimiento

Los cables de red pueden ser difíciles de mantener a través del tiempo. Los cables pueden fallar por una variedad de razones, y cuando lo hacen, a veces pueden ser difíciles de diagnosticar. Siempre tenga un probador de cable disponible para verificar los cables de red si ocurre un problema. Los cables de red se tiran, se pisan y se doblan, lo que puede causar daños y evitar que funcionen correctamente.

Ser organizado

La mayoría de los cables de red se colocan debajo del piso o a través de un falso techo y luego descienden por una caída de cable a las diferentes salas de la oficina. Cuando se agregan nuevos equipos o se mueven las estaciones de trabajo, puede ser necesario tender más cable. Cuando los cables se estropean y se instalan a largas distancias debajo del piso o en el techo, muchas veces se colocará un cable nuevo sin quitar el viejo. Después de un tiempo, esta colección de cables puede volverse confusa. También puede aumentar el tiempo que lleva mover un equipo si los cables no están marcados correctamente.

Seguridad

Las redes inalámbricas han avanzado en cuestiones de seguridad, pero los cables de red aún ofrecen la conexión más segura de una red a una estación de trabajo. Un cable de red blindado tiene una única conexión a ese servidor o estación de trabajo que ninguna otra estación de trabajo puede ver. Una red inalámbrica envía una señal que se puede cifrar, pero también es más fácil para los delincuentes piratear.

Servicio

Hay varias cosas que pueden afectar una conexión de red inalámbrica, como la interferencia estática de electrodomésticos y un enrutador que debe reiniciarse. Una red cableada ofrece un servicio más confiable y no tiene el mismo nivel de interferencia potencial que una red inalámbrica.